Videos relacionados con animales que no cuidan a sus crias

Informaciona

Comparte y descubre información

  • Comuneros encuentran a un animal que estaría matando sus ovejas

  • la alondra y sus crias fabula Moraleja y cuento para grandes y chicos infantil niños relatos

    A lo largo de la historia, la fábula ha sido considerada más que un elemento lúdico o un género literario. Diferentes pensadores le han dado a la fábula un tinte de elemento ejemplarizante que a lo largo de la historia ha fungido como más que relatos fantásticos con animales.

    Uno de los primeros filósofos que opinó respecto a la problemática de la enseñanza por medio de las fábulas, fue Platón, quien la atacó por la preponderancia que él le daba a la lógica sobre la estética; sin embargo, Platón se oponía no solo al uso de las fábulas en la enseñanza sino a todo uso de arte, puesto que el arte alejaba el alma de la verdad, de la cual poseía por naturaleza la semilla y la disposición para el conocimiento. (Nervi, 1965)

    Aristóteles define a la fábula como uno de los tantos elementos de los que se vale un orador para persuadir. Por tanto es un elemento más de la retórica y no un género literario. Ya en las fábulas griegas se reflejaban rasgos de su sociedad; cada sociedad ha buscado transmitir ciertos valores de manera implícita en estas narraciones sin embargo fantásticas.

    Ver video "la alondra y sus crias fabula Moraleja y cuento para grandes y chicos infantil niños relatos "

  • la alondra y sus crias fabula Moraleja y cuento para grandes y chicos infantil niños relatos

    La fábula ya era cultivada en Mesopotamia, dos mil años antes de nuestra era.3 Unas tablas de arcilla que provienen de bibliotecas escolares de la época cuentan brevemente historias de zorros astutos, perros desgraciados y elefantes presuntuosos. Muchos de estos textos muestran una gran afinidad con los proverbios por su construcción antitética, pero no poseen una moral explícita.

    En la antigüedad griega, la primera fábula, conocida como la fábula del ruiseñor, la contó Hesíodo a comienzos del siglo VII a.C. en Los trabajos y los días, y ya posee la intención de hacer reflexionar sobre la justicia. Aunque en Homero no hay fábulas, sus comparaciones con animales ya poseen in nuce el germen del género. En época clásica Sócrates entretuvo sus últimos días poniendo en verso las fábulas de Esopo. Demetrio de Falero publicó la primera colección de fábulas históricamente atestiguada, que se ha perdido, pero que dio lugar a innumerables versiones. Una de ellas, fusión de varios manuscritos, data probablemente del siglo I después de Cristo, y es la llamada Augustana. Es a esta colección a la que nos referimos cuando hablamos de las llamadas Fábulas de Esopo. Era este un esclavo semilegendario de Asia Menor de cuyas circunstancias biográficas poco se puede sacar en limpio, salvo que fue vendido como esclavo en Samos al filósofo Janto, quien le prometió repetidas veces la libertad y la obtuvo al fin gracias a una intervención popular. Nicóstrato hizo una colección de fábulas con intención educativa en el siglo II, y también otros sofistas. De Grecia la fábula pasó a Roma; Horacio escribió en Sátiras, II, 6, una memorable, la del ratón del campo y el ratón de ciudad; Fedro, siguiendo ese precedente, transformó el género en prosa en un género poético en verso. En el siglo IV el poeta romano Flavio Aviano escribió unas cuarenta, en su mayor parte adaptaciones de las de Fedro, pero otras no atestiguadas por ninguna tradición y quizá elaboradas por él mismo; las fábulas de Aviano

    Ver video "la alondra y sus crias fabula Moraleja y cuento para grandes y chicos infantil niños relatos"

  • En video: Los animales también se llevan sus sustos

    Un pequeño panda rojo se llevó el susto de su vida cuando fue sorprendido por un empleado del zoológico. La criatura estaba dispuesta a comer cuando al notar la presencia de la persona puso cara de terror. También, esta mamá panda se asustó cuando escuchó a su hijo estornudar.

    Ver video "En video: Los animales también se llevan sus sustos"

  • Escultor de huesos: artista cusqueño realiza sus trabajos con huesos de animales

    Su nombre es Jesús Velero pero todos los conocen como el artista oseo, este experimentado escultor cusqueño reliza trabajos artísticos con un material muy singular, con huesos de animales.

    Ingresa a http://ptv.pe/153251 para más información

    Emitido en el programa El dominical de Panamericana de Panamericana Televisión el 20/04/2014

    Ver video "Escultor de huesos: artista cusqueño realiza sus trabajos con huesos de animales"

  • Escultor de huesos: artista cusqueño realiza sus trabajos con huesos de animales

    Su nombre es Jesús Velero pero todos los conocen como el artista oseo, este experimentado escultor cusqueño reliza trabajos artísticos con un material muy singular, con huesos de animales.

    Ingresa a http://ptv.pe/153251 para más información

    Emitido en el programa El dominical de Panamericana de Panamericana Televisión el 20/04/2014

    Ver video "Escultor de huesos: artista cusqueño realiza sus trabajos con huesos de animales"

  • Bolivia vacía de animales sus circos

    El país ha aprobado una ley, la primera del mundo, que no permite animales en los circos.

    Ver video "Bolivia vacía de animales sus circos"

  • Las osas cantábricas y sus crías no hibernan

    - Entre 1998 y 2007 un equipo de científicos españoles siguió a los osos pardos de la Cordillera Cantábrica para comprobar su hibernación habitual, cuestionada en documentos históricos. Los resultados confirman que las osas con crías y las crías menores de dos años ya emancipadas no hibernan de forma habitual. El resto sigue el patrón de hibernación normal. Redacción, 6 octubre (CERES TV / SINC) La hibernación de los osos pardos (Ursus arctos) se produce en todo el mundo, pero documentos históricos atestiguan que no siempre es así. Ya en el Libro de la Montería del rey Alfonso XI se menciona que en el siglo XIV las osas con crías nacidas durante el año no dormían el sueño invernal, o al menos no todas lo hacían. Hemos tenido que esperar más de 400 años para tener nuevas observaciones y demostrar este acontecimiento en dos poblaciones (este y oeste) de la Cordillera Cantábrica. "Durante el seguimiento de osas con crías, que en el este de la Cordillera Cantábrica se ha hecho a partir de las huellas y rastros, vimos que había animales activos durante todo el invierno", señala a SINC Carlos Nores, autor principal del trabajo e investigador en el Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (INDUROT) de la Universidad de Oviedo (UNIOVI) y vicepresidente de la Fundación Oso Pardo. El estudio, que se ha publicado en la revista Acta Theriologica, recoge el seguimiento de las osas con crías entre los meses de diciembre y marzo de 1998 a 2007. "El recuento invernal de huellas permitió constatar que las osas con crías de 11 a 14 meses presentan signos de actividad continuada, también lo hacen las crías de dos años edad que se acaban de emancipar, aunque se encuevaban con más frecuencia que cuando estaban en el grupo familiar", declara Nores. Los científicos comprobaron que los siete grupos familiares de ambas poblaciones de osos no dejaron de comer o defecar durante el período de observación, lo que confirma que "en ningún momento llegaron a entrar en la fase fisiológica de hibernación", concreta el biólogo. Según los investigadores, la no-hibernación observada en la Cordillera Cantábrica "no se asocia con la crudeza de las condiciones climáticas cuando las nevadas están por encima o por debajo de la media". Los otros osos de más de dos años de edad, incluidas las hembras en el momento de parir o sin crías a su cargo, presentaron "una reducción importante de actividad entre enero y febrero que corresponde con la hibernación previsible", afirma el investigador asturiano. No obstante, aunque el recuento de huellas a lo largo de una década ha permitido confirmar que la actividad invernal de grupos familiares y jóvenes recién emancipados es un hecho habitual en la Cordillera Cantábrica, "no prueba que realmente no hibernen", manifiesta Nores. "Los osos durante su hibernación pueden ocasionalmente una auténtica hibernación no comen, ni beben, ni actividad de forma esporádica", explica el científico. © 2010 CERES TELEVISIÓN NOTICIAS [+info]: http://www.cerestv.info y http://www.fundacionosopardo.org/ficha.cfm?idArticulo=184 [e-mail]: noticias@cerestv.es Peticiones: Teléf.902-885.666 • Fax: 902.885.869 

    Ver video "Las osas cantábricas y sus crías no hibernan"

  • En la Guajira del Zulia los habitantes sacan sus animales de

    En la Guajira del Zulia los habitantes sacan sus animales de las viviendas anegadas luego de las lluvias que afectaron la región

    Ver video "En la Guajira del Zulia los habitantes sacan sus animales de"