Videos relacionados con carpa catedral

Informaciona

Comparte y descubre información

  • Bien Informado - Carpas móviles de salud en Quito

  • Transformistas chilenos bajo la carpa de la libertad

    Santiago de Chile, 19 may (EFE).- (Imagen: José Miguel Caviedes) Todas las noches, desde hace casi 40 años, ocho artistas se suben al escenario del circo de transformistas más antiguo de América Latina: el circo Timoteo, bastión de libertad y tolerancia en el que el humor y la parodia ganan el pulso a la estigmatización de la pulcra sociedad chilena.



    Mientras los últimos rayos de luz se apagan tras la carpa del circo de transformistas Timoteo, Luis Martínez empieza a colocarse sus chispeantes pestañas postizas. Al salir de la diminuta caravana ya es noche cerrada en Santiago y él, una persona distinta.



    Luis forma parte de un elenco de ocho artistas que todas las noches, desde hace casi 40 años, sube al escenario del circo de transformistas Timoteo, el más antiguo de América Latina.



    "Nosotros fuimos los primeros en abrir las puertas de la homosexualidad y el transformismo en Chile", dice el artista mientras da el último retoque a su maquillaje de set televisivo y se pone los zapatos de cenicienta que lo convierten en Yajaira Martínez, el personaje femenino que lleva representando desde hace más de tres décadas.



    La larga cola de público heterogéneo que un frío y ocre viernes de otoño espera ansioso fuera de la carpa del circo, es una muestra de la popularidad y la aceptación que reciben estas glamurosas 'reinas' del espectáculo en Chile, uno de los países más conservadores del continente.



    El circo Timoteo fue, y todavía sigue siendo, un refugio de formas de vida diversas en un país que no aprobó el divorcio hasta el año 2004 y que hasta ahora no contaba con ningún tipo de reconocimiento para las parejas del mismo sexo.



    COMO UNA GRAN FAMILIA.



    Este colectivo "proscrito", que encontró su nicho de popularidad entre los desgreñados y bohemios cerros de Valparaíso, dio con la clave del éxito una noche de espectáculo al intentar solucionar un contratiempo.



    "Ese día, cuando en el circo aún no había transformistas, faltó una bailarina y convencimos a un joven bonito para que se pusiera su vestido y saltara al escenario. Fue un éxito total. En ese momento se nos alumbró la bombilla", explica el cómico René Valdés, más conocido por Timoteo, alma y artífice del espectáculo que hoy lleva su nombre.



    Desde entonces, el circo que levantó sus primeros espectáculos con las manos y los pies en el barro, bajo una carpa hecha de harapos, encendió las populares noches chilenas con sus plumas y fantasías de leopardo.



    Poco a poco, con mucho orgullo y más esfuerzo, fueron ampliando la carpa y la familia, que ahora está integrada por 25 trabajadores, unos cuantos niños, tres camiones y distintas caravanas.



    "Somos como un pequeño pueblo nómada, un oasis dentro de la sociedad", explica Enrique Serrano mientras retoca los vestidos de lentejuelas que él y sus compañeros lucirán por la noche.



    "Aquí nos repartimos las tareas -dice el transformista-, hay uno que cocina para

    Ver video "Transformistas chilenos bajo la carpa de la libertad"

  • El circo de transformistas Timoteo, una carpa de libertad y tolerancia en Chile

    Santiago de Chile, 7 may (EFE).- (Imagen: José Miguel Caviedes). "Damas y caballeros, con ustedes: ¡Vanesa Star, la Negra Lay, Yessenia Duval, Yajaira Martíney y... Kathy Larson!", anuncia desde hace 40 años en Chile el apuesto Juvenal Rubio para presentar el circo de transformistas Timoteo, uno de los espectáculos más peculiares de América Latina.

    Un bosque de largas piernas masculinas enfundadas en finas medias y cortas minifaldas se despliega ante doscientos espectadores que, carcajada tras carcajada, asisten a un burlesco espectáculos repleto de dobles sentidos, alusiones sexuales y pícaro lenguaje.

    "Somos como un pequeño pueblo nómada, un oasis dentro de la sociedad", explica a Efe Enrique Serrano, uno de los artistas transformistas, mientras retoca el maquillaje de set televisivo y se pone los zapatos de cenicienta que lo convertirán en Kathy Larson, el personaje femenino que lleva representando desde hace 26 años.

    Serrano forma parte de un elenco de ocho artistas que, todas la noches, desde hace más de cuatro décadas se sube al escenario del Timoteo, un popular bastión de libertad y tolerancia en el que el humor y la parodia le han ganado el pulso a la estigmatización que impera en la pulcra sociedad chilena.

    Dentro de su diminuta caravana, plantada en el pueblo costero de San Antonio a 128 kilómetros de Santiago, se condensa todo un universo circense escrupulosamente estructurado: pelucas brillantes de distintos colores y boas de plumas exóticas cuelgan de la pared, repleta de retratos de Rocío Durcal, estampillas de la virgen y una fotografía antigua de cuando era joven y sirvió en la armada.

    "Sólo fue una etapa, después quise marcharme a Estados Unidos pero no me resultó. Conocí a René Valdés y me propuso que me quedara en el circo. De eso ya hace 26 años. Ahora tengo 70 y de aquí ya no me muevo. Soy feliz así".

    Más que un circo, el Timoteo es una gran familia encabezada por René Valdés, un genio del humor y la parodia que a sus más de setenta años sigue dando cobijo a un gran número de transformistas, cuyos espectáculos han sembrado el país de tolerancia y complicidad hacia las minorías sexuales.

    Algunas de las actuales estrellas del espectáculo acudieron a René con sólo trece o catorce años sin más equipaje que una bolsa de mano con la que huyeron de la pobreza, violencia y discriminación.

    "Nosotros fuimos los primeros en abrir las puertas de la homosexualidad y el transformismo en Chile", explica a Efe Luis Tomás Martínez quien cuenta cómo, bajo esta pequeña carpa consiguieron ganarle el pulso a la estigmatización que impera en la pulcra sociedad chilena.

    El Circo Timoteo fue, y todavía sigue siendo, un refugio de formas de vida diversas en un país que no aprobó el divorcio hasta el año 2004 y que hasta ahora no contaba con ningún tipo de reconocimiento para las parejas del mismo sexo.

    Durante las cuatro horas de espectáculo, la carpa se convierte en una íntima guarida en la que todo puede ser

    Ver video "El circo de transformistas Timoteo, una carpa de libertad y tolerancia en Chile"

  • Dreamville - Carpas

    Ver video "Dreamville - Carpas"

  • Gobernación de Guayas pidió desalojar carpas de la Isla Trinitaria

    Ver video "Gobernación de Guayas pidió desalojar carpas de la Isla Trinitaria"

  • Personas desalojadas en la Isla Trinitaria reciben carpas como albergues

    Ver video "Personas desalojadas en la Isla Trinitaria reciben carpas como albergues"

  • Desalojo carpas de la Isla Trinitaria

    Ver video "Desalojo carpas de la Isla Trinitaria"