Maternidad en la carcel: Balbina

Informaciona

Comparte y descubre información

Las madres eran las condenadas doblemente. Entonces escribí: "La prisión es grande. Cuatro pabellones, unidos por callejones, salas de televisión, comedores, cocina, lavandería, patio de deportes. Pero cada sección guarda celosamente a sus protegidas. Si éstas son madres, la vigilancia será mucho más estricta. Una madre sólo se debe a su hijo, ¿y dónde cumplir mejor tan amoroso eslogan que en la cárcel de mujeres, donde no se tiene nada que hacer? Su horario estará dividido por los biberones, la limpieza, el baño del niño, la colada. Actividades todas que se realizarán en la habitación. El niño no puede estar solo ni un minuto; las funcionarias no son niñeras. ¿Para qué está la madre allí?".

Esta Pagina participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU y Amazon Services LLC, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es y Amazon.com

Utilizando el siguiente enlace podrás encontrar una página en la que se muestra la política de privacidad de esta web. Puedes usar el siguiente enlace para ver nuestras normas de uso. Si encuentras algún contenido inadecuado, puedes denunciarlo utilizando el siguiente enlace. Haciendo click en el siguiente enlace puedes ver el Aviso Legal de este sitio web.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.